Información general

  1. ¿Qué son?

    Son ayudas destinadas a fomentar la realización de obras de rehabilitación para la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad en edificios de viviendas existentes.

  2. ¿A quién van dirigidas?

    Podrán ser beneficiarios de estas ayudas las personas físicas/jurídicas de naturaleza pública o privada, propietarias de las viviendas en edificios de tipología residencial colectiva que así lo soliciten y cumplan las condiciones y requisitos establecidos. También podrán ser beneficiarios los propietarios de locales comerciales que participen en el coste de las obras.

  3. ¿Qué tipo de obras son subvencionables?
    1. La mejora de la envolvente térmica de la vivienda o edificio para reducir su demanda energética como mínimo un 25% en zonas C y un 35% en zonas D y E.

    2. La instalación de sistemas de calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y ventilación para el acondicionamiento térmico, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes.

    3. La instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables como la energía solar, biomasa o geotermia que reduzcan el consumo de energía convencional térmica o eléctrica de la vivienda.

    4. Las que mejoren el cumplimiento de los parámetros establecidos en el Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DB-HR, protección contra el ruido y DB-HS de salubridad.

    5. La mejora de la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, del edificio o de la parcela, mediante actuaciones como la sustitución de lámparas y luminarias por otras de mayor rendimiento energético, generalizando por ejemplo la iluminación LED.

    6. La mejora de las instalaciones de suministro e instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua, así como la elaboración de redes de saneamiento separativas en el edificio y de otros sistemas que favorezcan la reutilización de las aguas grises y pluviales en el propio edificio o en la parcela o que reduzcan el volumen de vertido al sistema público de alcantarillado.

    7. La mejora o acondicionamiento de instalaciones para la adecuada recogida y separación de los residuos domésticos en el interior de los domicilios y en los espacios comunes de las edificaciones.

  4. Cuantía de la subvención

    Con carácter general será el 40% del presupuesto protegido de la obra, pudiendo alcanzar el 60% en caso de ingresos superiores a 2 veces e inferiores a 3 IPREM y el 75% en caso de ingresos inferiores a 2 IPREM.

    - Hasta 8.000 €/vivienda y 80 €/m2 local comercial

    - Hasta 12.000 €/vivienda para personas residentes con discapacidad.

    - Hasta 16.000 €/vivienda si dicha discapacidad pertenece a alguno de los siguientes tipos:

    i) Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental, personas con discapacidad intelectual o personas con discapacidad del desarrollo, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por 100.

    ii) Personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65 por 100.

    Estas cuantías se incrementarán en 1.000 €vivienda y 10€/m² de local en caso de edificios declarados Bien de Interés Cultural y hasta el 25% del importe de las ayudas para menores de 35 años en municipios rurales o de pequeño tamaño (entes de ámbito territorial inferior al municipio, y otras formas de organización desconcentrada) que posean una población residente inferior a 5.000 habitantes. 

    La subvención unitaria establecida finalmente se incrementará, además, un 25% por vivienda, cuando se otorgue a beneficiarios que sean personas mayores de edad y tengan menos de treinta y cinco años en el momento de la solicitud de la calificación de rehabilitación protegida y las actuaciones se realicen en municipios de menos de 5.000 habitantes.

  5. ¿Cuándo, dónde y cómo solicitar las ayudas?

    Para obtener las ayudas hay que realizar dos pasos.

    El Primer Paso es solicitar y obtener la calificación de rehabilitación protegida y realizar las obras.

    El Segundo paso es, una vez finalizadas las obras, solicitar la concesión y el pago de las ayudas.

No hay resultados.